/Hombre descuartiza a actriz porno en Italia

Hombre descuartiza a actriz porno en Italia

Comparte el contenido en tus redes

Italia se mantiene conmocionada después que se dio a conocer el caso de Carol Maltesi, una joven de 26 años asesinada presuntamente después de grabar un video pornográfico por su vecino, Davide Fontana, quien ocultó su cadáver durante meses.

De acuerdo con las autoridades, Fontana no solamente guardó el cuerpo de la mujer sino que después de su muerte se dedicaba a responder los mensajes que llegaban al teléfono de la víctima.

Las investigaciones iniciaron el pasado 20 de marzo cuando un hombre que paseaba por el campo cerca de la localidad lombarda de Borno encontró cuatro sacos abandonados de los que salía una mano.

En las bolsas se hallaba el cuerpo desfigurado y en partes de una mujer; sin embargo, los investigadores decidieron difundir algunos tatuajes que se habían conservado en la víctima.

“Estábamos grabando una película porno. Ella estaba atada, tenía una bolsa en la cabeza. Empecé a golpearla con un martillo por todo el cuerpo, no muy fuerte. Luego, cuando llegué a la cabeza, comencé a golpearla con fuerza, no estoy seguro de por qué. No sé qué me pasó. Creo que ya estaba muerta, no sabía qué hacer y le corté el cuello con un cuchillo de cocina”, explicó el asesino.

Y es que, Davide Fontana admitió el crimen y detalló que descuartizó su cuerpo “durante tres días”, intentado prenderle fuego y, finalmente, haber abandonado los restos en las montañas de Borno, en el municipio italiano de Brescia.

Las partes del cuerpo de Carol Maltesi fueron encontradas por la policía repartidas en bolsas de basura a los lados de una carretera, después de que el asesino las hubiera almacenado en un congelador.

Un total de 15 bolsas de plástico por las que se pudo reconocer a la joven gracias a sus tatuajes, ya que su cara estaba quemada.

Un escalofriante asesinato y una confesión aún más atroz que ha conmocionado a Italia. El asesino también ha confesado cómo pudo descuartizar a la joven, después de comprar “un hacha y una sierra para metales”.

“Limpié el apartamento y lavé los trapos en la lavadora. Luego compré en Amazon un arcón congelador“, y se hizo pasar por ella contestando mensajes desde su teléfono móvil.

Sin embargo, que no hubiese actividad en las redes sociales de la joven alarmó a sus seguidores, algo que Fontana intentó tapar enviando mensajes de texto en los que aseguraba: “Sí, los tatuajes se parecen a los míos, pero estoy bien”.

Reporte Indigo

ETIQUETAS: