/Lo bueno y lo malo de la política.

Lo bueno y lo malo de la política.

Comparte el contenido en tus redes

José Antonio de la Vega Moreno

Para partidos políticos, para políticos y para la política en si, no todo es miel sobre hojuelas.

Vemos lo bueno y lo malo de está.

Lo bueno: Están por concluir las campañas políticas que nunca prendieron.

Lo malo: Sigue la elección en donde la democracia está empeñada y nadie hace nada para ir a una contienda parejera.

Lo bueno: Según encuestas de periódicos nacionales e internacionales, han manifestado que MORENA no ganará la mayoría del congreso.

Lo malo: Es que los integrantes de MORENA comenzando por el presidente de la república, no van a soportar su derrota.

Lo bueno: Para San Martín Texmelucan tiene una contienda pareja entre sus dos principales contrincantes, Edgar Salomón Escorza y Norma Layón. Cualquiera puede ganar.

Lo malo: San Martín Texmelucan en los últimos tres años ha vivido hundido en la inseguridad y en constante enfrentamientos en los elementos policiales y la sociedad.

Lo bueno: Carlos Morales candidato a la diputación federal por el quinto distrito, se recupera de Covid.

Lo malo: Que lo persigue su pasado inmediato, tanto que no ha salido hacer campaña y la orden de aprehensión activa contra el ex presidente municipal de Huejotzingo.

Lo bueno: Tentativamente el debate entre candidatos a la presidencia municipal de Puebla, será el próximo 27 de mayo.

Lo malo: Es que partidos satélites se irán con todo en descalificaciones en contra de Claudia Rivera Vivanco y nada de propuesta, ya lo verán.

Lo bueno: Ya se asoma la vacunación para el personal educativo.

Lo malo: Precipitar el regreso a clases puede traer consecuencias graves.

Lo bueno: Ver a candidatos con vocación política, cómo Rubén Garrido Muñoz, quien aspira a la diputación local por el distrito siete.

Lo malo: Que salgan candidatas y candidatos improvisados que lo único que han hecho, es copiar propuestas, como la nada política, Lupita Yamak de Morena, por ese distrito, el siete.

Lo bueno: Que en breve saldrá a la luz pública el motivo del paradero o reubicación del transporte en San Martín Texmelucan, y que el beneficiado directo es Arnulfo Galindo y su hijo, el próximo regidor, Pepe Galindo.

Lo malo: Las autoridades municipales los apapachan y los cuidan en su proyecto. Ni hablar.

Lo bueno: La participación de Damián Momox –el innombrable- será debut y despedida. No gana ni con los millones que le significa el sindicato del IMSS en Puebla.

Lo malo: Que partidos políticos puedan fijarse y postular esta clase de candidatos que no tienen absolutamente nada y si mucha cola que le pisen a Momox.

Lo bueno: Es que la sociedad tendrá para el próximo seis de junio, la decisión en sus manos. Votar por la democracia o votar por el totalitarismo. Parafraseando al ex presidente de la república, Felipe Calderón.

Lo malo: Es que a dos años y medio en el poder de Andrés Manuel López Obrador, continúa con buena aceptación social.