/Rastro será TSS; seguirá la calidad

Rastro será TSS; seguirá la calidad

Comparte el contenido en tus redes

*No perdieron la certificación TIF, solo no invertirán recursos en un modelo que impedía a introductores usar las instalaciones para la matanza

El rastro municipal transitará de Tipo Inspección Federal (TIF) a Tipo Sector Salud (TSS), lo que presenta disminuir el exceso de trámites pero garantizando la sanidad de la carne, informó la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

En conferencia con medios de comunicación, vía virtual, mencionó que esta decisión fue a propuesta de los introductores quienes se enfrentaban a distintos requisitos que impedían la matanza en las instalaciones del ayuntamiento de Puebla.

Relató que desde la introducción del TIF, el sacrificio disminuyó  de 40 mil cabezas en 2011 a 72 en 2020.

“El exceso de requisitos que enfrentaban los introductores derivó que en cinco años no se pudieran aprovechar las ventajas que tiene el rastro municipal. Esta reingeniería busca democratizar y que los poblanos tengan la certeza de la procedencia de la carne”.

En su oportunidad, la secretaria general, Liza Aceves López dejó en claro que no están perdiendo el TIF, simplemente no decidieron destinar recursos para la certificación.

“No se invertirán recursos para tener el TIF, no significa perderla, podríamos decidir en este momento destinar fondos para mantener esta certificación, pero la decisión es clara y basada en datos”.

Manifestó que al llegar encontraron instalaciones en pésimo estado, por ello invirtieron 12 millones de pesos, recursos que propiciaron contar con infraestructura de calidad.

El encargado de fortalecimiento municipal, Iván Galindo Castillejos aclaró que el rastro cuenta con instalaciones de primera con recursos técnicos para llevar a cabo la matanza sin tantos trámites.

“Está comprobado que a partir de que el municipio le apostó al TIF en ese momento cae la matanza en la línea de bovinos, esto quiere decir que los introductores y productores no estaban en condiciones de ser acreedores a la matanza TIF”.

Remarcó que un rastro TSS no es de menor calidad, la carne que se consume y se produce en este tipo sector salud, máxime el que tiene el municipio cuenta con procesos e instalaciones de primera.

“Sería un TSS con instalaciones TIF, la calidad será la misma, los proceso son los mismos, garantizamos tener el control y registro que lo que se mate, será en las instalaciones”.

Relató que en este año solo sacrificaron 72 reses, el promedio cuando no se era TIF era de 40 mil o 34 mil anuales, con esta decisión se retomaran estos niveles en el rastro.

60 por ciento de la carne es de rastros clandestinos

También, el encargado de despacho de IDAP, Marco Antonio Márquez reveló que el 60 por ciento de la carne es clandestina mientras el 40 por ciento tiene la certificación.

“Esta decisión permitirá abatir los rastros clandestinos, los beneficios del TSS… no es un retroceso, es un gran paso, porque vamos a garantizar que la inversión se conserve y va ser el único rastro con tecnificación elevada”.

Con la reingeniería, dijo, se espera ampliar el sacrificio a 3 mil cerdos mensuales y mil reses por mes, en este caso no se tenía registro.